libros que develan. razones impresas. verdades desnudas en negro y blanco. destellos de sabiduría flotando en mares de certitud.

“EL ULTIMO SOLTERO DE NUEVA YORK”

                                            dyan sheldon

img

-¿Quieres saber cómo es ser una mujer gilipollas? Bueno, te lo voy a contar.

Ser una mujer, me informó Jerry, era como tener doce años.

-¿Te acuerdas, Mike? –gritó contra la tormenta-. ¿Eh? ¿Te acuerdas?

Cuando tus tías aún te pellizcaban en las mejillas y tu madre aún te ayudaba a elegir la ropa. Cuando los adultos te preguntaban cómo te iba en el colegio y luego esperaban que te quedaras callado durante el resto de la comida. Doce años, cuando no creías que nada de lo que tú pensaras, hicieras o dijeras tuviera ningún interés para nadie que hubiera cumplido los trece. Los hombre te hablaban, pero no podías considerarlo una conversación. Las mujeres te hablaban, siempre que no hubiera hombres por los alrededores.

Advertisements