LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DIAS – JULIO VERNE

SE COMPRARON VIVERES EN KHOLBY. SIR FRANCIS CROMARTY ACOMODOSE EN UNA DE LAS ARTOLAS, PHILEAS FOGG EN LA OTRA. PASSEPARTOUT MONTO A HORCAJADAS SOBRE LA MANTA, ENTRE SU AMO Y EL BRIGADIER GENERAL. EL PARSI SE COLOCO SOBRE EL CUELLO DEL ELEFANTE Y, A LAS NUEVE, EL ANIMAL SALIO DE LA ALDEA Y SE INTERNO POR EL CAMINO MAS CORTO EN LA ESPESA SELVA DE LATANIAS.

Daño Cerebral

El lunatico esta sobre el pasto
El lunatico esta sobre el pasto
Recordando juegos y guirnaldas de margaritas y risas
Hay que mantener a los chiflados en su camino
El lunatico esta en el pasillo
Los lunaticos estan en el pasillo
El papel presiona sus retorcidos rostros contra el piso
Y todos los dias el chico del papel trae mas
Y si el dique se rompe demasiados años antes
Y si no hay espacio en la colina
Y si tu cabeza explota de oscuras amenazas tambien
Te vere del lado oscuro de la luna
El lunatico esta en mi cabeza
El lunatico esta en mi cabeza
Vos alzas la cuchilla, generas el cambio
Me reordenas hasta que quede sano
Trabas la puerta
Y tiras la llave
Hay alguien en mi cabeza pero no soy yo.
Y si la nube estalla, trueno en tu oido
Gritas y nadie parece escuchar
Y si la banda en la que estas empieza a tocar melodias diferentes
Te vere en el lado oscuro de la luna

Deje caer un libro…

…y esto es lo que encontre en sus paginas abiertas al recogerlo:

-Eh, Oliver, vamos a ver Becket esta noche.

-Tengo tres roñosos dolares.

-Que quieres decir?

-Quiero decir un roñoso dolar y medio para ti y otro roñoso dolar y medio para mi.

-Eso es si o no?

-Ni una ni otra cosa. Solo significa tres roñosos dolares.

 

Love Story, Historia de Amor

Erich Segal

 

N-N

CARTAS A MI

Hoy me acorde de algo que te dije hace más de un año ya, y que sin querer lo cumplí.

Cuando decidí no verte más, porque ya lo habíamos decidido los dos para nuestros adentros mucho tiempo antes, una de mis últimas palabras hablaban sobre la necesidad de hablarte de contarte mis cosas, de consultarte, que no se había disipado. En vista de nuestras nuevas circunstancias ya no podía hacerlo. Y hoy, me pregunto, como hago para decirte las cosas que pienso y no puedo, aun respetando y necesitando tanto de tu opinión.

Siento por momentos ganas de decirte que tenias tanta razón en ciertas cosas, que fuiste mi maestro en tantos sentidos, enseñanzas desplazadas en tiempo y espacio pero que aun así me sirvieron. Como hago para pedirte perdón por todas esas veces que te insulte, aunque no lo hayas escuchado, pero que ahora veo lo equivocada e impulsiva que estuve en hacerlo. Como hago para abrazarte por esos momentos cálidos, si ya no puedo verte mas, pues así lo decidimos. Como hago para remarcarte ese error que ahora más que nunca me doy cuenta que tenías. Como hago para que no lo cometas, para decirte que es tan fácil no volver a caer en eso. Como hago para simplemente escucharte la voz, esa voz que ya se torno en amiga. Por que no puedo nunca más hablarte si ninguno de los dos murió. Conozco gente que si lo hizo, que realmente no está más, y se lo duro que es no poder hablar con un ser querido, entonces por que me impongo así la misma medida con vos que estás vivo, lejos, pero vivo. Y sin embargo es una barrera imposible de cruzar, esta como marcada a fuego en la tierra una línea que nos divide como si cruzarla fuera un acto de instantánea mortalidad. Por que nos imponemos esto los seres humanos. A dónde va el amor cuando muere en términos sociales, pero fuera de ese mar de gente, aun nos queda inquieto en nuestro interior.

Quiero que sepas que muchas veces pienso en vos, muchas veces me acuerdo de vos, muchas veces me rio cómplice con vos, sin vos. Te cito como a un libro, a una película o a mi difunto viejo. Ahí estas, como se dice, como parte de mi vida.